¿Por qué que leer los ingredientes de los alimentos es importante?

Ingredientes de los Alimentos

En los últimos años me he aplicado y dedicado a poner mas de atención a las etiquetas de todos los productos que comemos y le damos a nuestros hijos, leo los ingredientes de todo lo que compro en el super y soy muy selectiva al comprar carne, pollo y huevo desde hace más de 12 años, quieres saber ¿por qué? Te invito a seguir leyendo…

Bueno y ¿Cómo surgió esta inquietud por leer las etiquetas de los alimentos y principalmente la lista de ingredientes? Hace más de 12 años, cuando mi hijo menor tenía aproximadamente 6 meses, tuvo un cuadro severo de bronquilitis, tanto así que casi lo dejamos hospitalizado, afortunadamente y gracias a Dios, su pediatra logró estabilizarlo en la sala de urgencias y pudimos llevarlo a casa con el tratamiento adecuado, pero este episodio era el tercero en 2 meses, cosa que nos tenía muy preocupados, incluso al pediatra. Una o dos semanas después de este incidente, mi hijo mayor presentó un cuadro de alergia muy severo, los ojos extremadamente hinchados, casi no los podía abrir y estornudos y flujo nasal, el flujo y el estornudo no eran significativos, pero sus ojos si, su pediatra nos recetó un antistamínico que lo ayudó a superar la crisis pero no sabíamos qué sucedía. Una buena amiga me había comentado que llevaba a su hijo con una Dra. Homeópata y lo trataba de una alergia alimentaria, así que decidí buscar a la Dra. Homeopática y conseguir una cita para que viera a mi hijo mayor lo antes posible. Tengo que agradecerle mucho a Dios y a la Doctora porque a pesar de su agenda súper llena, hizo un espacio al día siguiente para atender a mi niño y posteriormente tuvimos otro espacio para que valorara al bebé y los pudiéramos ayudar a los dos, al bebé con los casos de bronquilitis, que estaban relacionados con alergia a la fórmula que estaba tomando y en el caso de mi hijo mayor, los ojos inflamados y el escurrimiento nasal, identificó que su cuerpo reaccionaba a algunos colorantes y otros ingredientes como la lactosa y debíamos hacer un cambio en los alimentos que consumíamos.

Fue así como me enfoqué en leer las etiquetas de los alimentos que compraba, casi casi una obsesión y empecé a leer todo, desde la leche, el yogurt, el jamón, el pan, la mantequilla, el jugo, bueno de todo! nunca antes había hecho un alto para reparar en los ingredientes, pero con el nivel de afectación que presentaba para mis hijos, decidí que debía empezar a conocer qué estábamos consumiendo. Para empezar tuve que ir al super sola, porque me tomaba mucho tiempo las compras, ya te imaginarás tomaba cada artículo y veía 2 ó 3 opciones! eso lleva muuucho tiempo, pero se trataba de la salud de mis hijos así que el tiempo era bien invertido y no quería volver a pasar por las crisis que se nos habían presentado últimamente. De ahí empecé a buscar el significado de algunos ingredientes y revisando me di cuenta que debíamos ser más cuidadosos cuando seleccionábamos ciertos alimentos o marcas pues lo hacíamos por costumbre, porque estábamos acostumbrados al sabor o porque los consumíamos desde niños y pensábamos que eran buenos, un ejemplo muy claro que te voy a dar es el pan de barra, siempre compramos la misma marca desde que tengo uso de razón, pero cuando empecé a leer los ingredientes de las etiquetas me di cuenta que incluía jarabe de alta fructuosa y éste jarabe es un endulzante muy barato pero altamente dañino para el cuerpo; cuando me di cuenta de eso, me puse a leer las etiquetas de otras marcas de pan hasta que encontré una que no tenía este jarabe de alta fructuosa y empecé a consumir esa marca, desde entonces evito todos los alimentos que incluyen este ingrediente y lo agregué a mi lista negra.

Como resultado de las crisis alérgicas de los niños, decidimos poner más atención en la lista de ingredientes y las etiquetas de los alimentos, pero ¿Qué cosas debíamos evitar? ¿Cómo saber qué ingredientes son dañinos para nosotros? Empezamos a leer diferentes artículos, vimos algunos documentales y hay uno relacionado con la comida y en especial con los productos animales se llama Food, INC en Netflix que me abrió lo ojos a cómo se producen los productos animales y a partir de ahí nos volvimos muy selectivos en el tipo de carne y pollo que consumimos. También, resultado de las consultas con la Homeópata fuimos identificando aquellos ingredientes que definitivamente debíamos evitar y así fue como inició mi lista negra de ingredientes que evitaríamos y que te comparto a continuación.

  • Glutamato monosódico
  • Jarabe de alta fructuosa
  • Antibióticos en los productos animales
  • Carragenina
  • Edulcorantes
  • Nitritos
  • Grasas hidrogenadas
  • Envases de plástico aluminio

Todos son componentes externos creados por el hombre que sirven para hacer que dure más el producto y sea menos costoso en su fabricación, estos ingredientes se acumulan en el cuerpo a medida que más se consumen y aunque el cuerpo naturalmente elimina una parte, en los niños este proceso es más lento y por eso es que se acumula en mayor cantidad causando reacciones alérgicas cuando ya su cuerpo no ha podido depurarse completamente.

Si hay una lista negra, también tengo una lista «blanca» que es en aquellas reglas que aplicamos en la casa a la hora de comprar los alimentos en el super. Mi «lista blanca» es:

  • Pollo orgánico
  • Huevo orgánico
  • Tomates orgánicos o hidropónicos
  • Sal de mar o del Himalaya
  • Mayonesa orgánica o de aguacate
  • Cereales sin azúcar añadida. Últimamente evitamos al máximo los cereales de caja
  • Avena sin edulcorante
  • Azúcar moscabado ó azúcar morena
  • Jamón de Pierna de cerdo bajo en sales
  • Chile pikin del campo
  • Miel de abeja natural (sin jarabe o azúcar añadida)
  • Miel de agave
  • Aceite de aguacate
  • Pan sin gluten
  • Leche orgánica
  • Elegimos productos envasados en vidrio
  • Frutas y verduras nacionales (evito las importadas como las manzanas)

Obviamente, algunas veces no encontramos productos orgánicos y en ese caso combino, por ejemplo en el huevo, uso huevo de granja o huevo de gallina vegetariana combinado con huevo orgánico, de manera que durante la semana consumimos de los dos tipos. También reviso en las frutas y verduras, las pequeñas etiquetas que tienen, donde generalmente viene el país de procedencia y elijo las que son nacionales, generalmente son más frescas y es probable que tengan menos tratamientos antes de que las consumas.

Lo que estamos tratando de evitar es que se acumulen materiales no naturales y poco saludables en nuestro cuerpo y el de los niños para evitar que se sigan presentando las crisis alérgicas y nos hemos dado cuenta que con tan solo 5 días de disminuir o eliminar los jugos artificiales, jamón, salchicha o incluso el cereal, los niños mejoran significativamente.

Afortunadamente ya hay una gran cantidad de opciones para casi todos los tipos de alimentos, obviamente siempre será mejor lo más fresco y natural, pero seamos honestos, consumimos una gran cantidad de alimentos que llevan procesamiento, entonces, ¿por qué no elegir los mejores?

Espero que esta información te haya sido útil! Y si tienes problemas de alergias tú o tus hijos debes visitar siempre al especialista.

Déjame tus comentarios sobre la lista negra o la blanca, cuéntame si has probado algo que deberíamos incluir en el post, me encantará leer los comentarios

Gracias, gracias, gracias!

Publicado por La Bere López

Mom, Tech, Food, Family and all around... #tech #mom #food #internetsecurity #professional #family

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: