Nada ha cambiado. Sólo yo he cambiado…

Había un científico muy reconocido un erudito, que se pasaba semanas encerrado en su despacho, pensando en la forma de cambiar el mundo, pasaban meses y años y no lograba encontrar cuál podía ser la solución a semejante problema. Fue entonces cuando un día su hija pequeña de siete años, entró en su oficina y llena de curiosidad le preguntó: «¿qué es lo que haces aquí todo el tiempo padre?» Ante la insistencia de la niña y viendo que sería difícil persuadirla para que lo dejara trabajar arrancó una hoja de una revista donde aparecía la imagen del mundo, la recortó a manera de rompecabezas y le explicó a la niña: «mira hija aquí tienes el mundo todo roto en diferentes pedazos, el juego consiste en arreglarlo y unirlo nuevamente» El científico asumió que le tomaría un par de días resolver el rompecabezas porque la niña no había visto antes la imagen del mundo, pero cual fue su sorpresa que en cuestión de minutos la niña exclamó entusiasmada «¡Padre ya está arreglado!» El científico dejó lo que estaba haciendo y se acercó a su hija y comprobó que estaba todo el rompecabezas en su sitio exacto «¿cómo has hecho para resolver tan rápido el rompecabezas?» le preguntó incrédulo.

La niña sonriente le contestó «cuando me has pedido arreglar el mundo lo he intentado pero no he sabido como hacerlo, entonces me acordé que cuando has arrancado la hoja de la revista, en el otro lado aparecía la figura de un hombre y si que sé como es. Y al darle vuelta a los pedazos de papel he empezado a arreglar al hombre. Una vez conseguido arreglar al hombre, he dado vuelta a los papelitos y así es como he conseguido arreglar al mundo». Cuento extraído del libro «Regálame la salud de un cuento» de Juan Carlos Bermejo.

Nada ha cambiado. Sólo yo he cambiado. Por lo tanto todo ha cambiado.

Marcel Proust

Hemos de darnos cuenta que si queremos ver un cambio en el mundo en el que vivimos, hemos de empezar por hacer ajustes y «arreglarnos» nosotros primero, como personas individuales. Todos tenemos nuestros propios retos, formas de ver la vida, ideas y paradigmas que se han formado a través de los años, sin embargo nada nos impide cambiarlos y con esto, empezar a mejorar nuestra persona y por ende nuestro entorno.

El viaje del autoconocimiento no es sencillo, pero tampoco es imposible, existe múltiples ayudas y opciones que ahora mismo puedes encontrar en las redes sociales, en You Tube o algún podcast, pero nada funcionará si no te has decidido a hacer un verdadero cambio en ti y te comprometes a empezar contigo, tus hábitos, tus conductas, tus reacciones y acciones. Y seguramente te debes estar preguntando y ¿cómo? ¿Cómo hago para empezar mi autoconocimiento? ¿por dónde empiezo? Te contaré cómo ha sido mi viaje y cómo he empezado este proceso y espero que te sirva de la misma forma que a mi, porque es el primer paso para conocerte, crecer y lograr grandes cosas positivas en tu vida.

Mi viaje de despertar y autoconocimiento no termina, ha tenido diferentes momentos y velocidades, por ejemplo algunas veces parece que toma una autopista libre y sin límites de velocidad y después parece que llegamos a un pantano del que nada más no logro avanzar ni un centímetro, pero eso no me ha desanimado a seguir buscándome, entendiéndome y ajustando mis pensamientos, a ser consiente de mi aquí y ahora y de enfocarme en disfrutar los momentos del día, a aceptar que la realidad es neutra y que solo yo soy dueña de mis reacciones y emociones en cada situación del día. Espero que lo que te comparto lo pongas en práctica, no me creas todo lo que te digo, compruébalo por ti mism@ y déjame tus comentarios.

  1. Empieza el día con unos minutos de respiración. Una vez que te has levantado de la cama, o estás aún sentado en ella, conecta contigo, mueve tu cabeza suavemente y tus hombros, si puedes estira tus brazos y tu torso hacia arriba como queriendo alcanzar el cielo y después toma una respiración profunda en tres tiempos, sostén la respiración en seis tiempos y suelta en nueve tiempos, repite este ejercicio al menos 3 veces, mientras lo haces concéntrate en el aire que entra en tus pulmones y luego recorre tu cuerpo, cuando sale piensa que se lleva todas tus preocupaciones y pendientes. Y un plus, cuando te estés estirando, sonríe!, sí sonríe! el cerebro no sabe si es real o forzado y el simple hecho de sonreír libera hormonas de felicidad en el cuerpo.
  2. Enfócate. En cada actividad que realizas durante el día mantén tu mente enfocada y no dejes que se vaya de paseo a otro lugar. Por ejemplo si estás bañándote, siente el agua tibia por tu cuerpo, huele el shampoo que te has puesto, enfócate en el momento y la actividad que estás haciendo. Si después estás en una llamada de trabajo, enfócate en ella, pon tu atención ciento por cien y no permitas que tu mente se desenfoque.
  3. Identifica los momentos de tensión y empieza a analizarlos. Seguramente durante el día tendrás momentos de tensión, de enojo, de estrés o miedo cuando empieces a identificar alguno de éstos sentimientos, pregúntate ¿Por qué me siento así? ¿Cómo me quiero sentir? ¿Qué tengo que hacer para sentirme como me quiero sentir? Son 3 sencillas preguntas que debes practicar todos los días y en cada situación donde sientas que te estás estresando o estás reaccionando de forma negativa. Te puede sonar complicado y si lo es al principio, no te lo voy a negar, pero es un paso súper importante que debes dar para empezar a entenderTE, conocerTE y después a amarTE.
  4. Haz un recorrido de tu día. Por la noche antes de dormir haz un recorrido por tu día e identifica dónde si fuiste capaz de enfocarte y entender tus momentos de tensión, identifica si te mantuviste enfocada o no y felicítate por esos momentos donde lo lograste y analiza que pasó en los momentos donde no te mantuviste enfocad@ o no lograste identificar y analizar tus momentos de tensión.

Y nuevamente, por favor no me creas! pruébalo! «La felicidad no es algo hecho, proviene de tus propias acciones» Dalai Lama

Gracias, gracias , gracias!

Yo he cambiado …

Imagen de Rawpixel

Publicado por La Bere López

Mom, Tech, Food, Family and all around... #tech #mom #food #internetsecurity #professional #family

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: