¿Cómo empezar a comer saludable?

Comer bien y de forma saludable diariamente, requiere de cierto esfuerzo, pero además requiere de tener conciencia de las cosas que consumimos y del beneficio o perjuicio que traen a nuestro cuerpo. No para todos funciona de la misma manera la comida en el cuerpo, por ejemplo habrá personas que el yogurt es un alimento saludable y rico, sin embargo para otros como yo, el yogurt es un gusto que me puedo dar pocas veces porque aunque sea saludable mi estómago no lo tolera. Entonces es importante empezar a conocer las reacciones del cuerpo ante los alimentos para saber lo que si puedo consumir y lo que tendré que sustituir para mantenerme sana y sintiéndome muy bien.

Para los que estamos ya sobre el 4° Piso (léase 40 +) hay que considerar que estamos muy acostumbrados a comer sólo lo que nos gusta, lo que tenemos a mano, lo más fácil,  aunque no sea lo más sano, y si estás dispuesto a empezar un cambio en la forma de comer y buscar una forma más saludable, te comparto algunos trucos que he utilizado personalmente y con los que he ido ajustando mis hábitos alimenticios y me han funcionado.

Image by rawpixel.com

Hace algún tiempo, después de que nació mi segundo hijo, empecé a tener serios problemas con mi estómago, comía pero no me sentía bien, comía menos pero tampoco, diferentes síntomas que estuve presentando, hasta que tuve que ir con el especialista y mi diagnóstico fue que soy hipocondriaca, en su momento me asusté y me dio risa pero empecé a considerarlo porque eso quería decir que todo mi problema estaba en mi mente, aunque era posible que algunos alimentos ya no los tolerara más y podía ser simplemente por mi edad o por mi estilo de vida. Con este antecedente, empecé a dejar de consumir algunos alimentos para ver cómo me sentía y empecé por los más obvios, pero me tomó tiempo adaptarme y encontrar la forma de ajustar mi dieta y mi forma de comer. Ahora después de 12 años, te puedo decir que los hábitos mejoraron, que mi salud ha sido buena, aún tengo algunos efectos del estrés o la ansiedad, pero de manera general te puedo decir que me han funcionado para bien. Espero que sean útiles para quienes están buscando mejorar la forma de comer y su estilo de vida.

Reduce o elimina el consumo de refresco, jugos embotellados.  Sabemos que México es el principal consumidor de refresco a nivel mundial, se estima que en promedio se consumen 163 litros por año por persona, eso es muchísimo! Entonces, con este antecedente y para hacerlo poco a poco y que sea un cambio que de verdad perdure, empieza por servirte 1/3 del vaso con agua (o mucho hielo) y el resto de refresco o jugo en la primera semana, para la segunda incrementa la cantidad de agua y en la tercera semana intercala una comida con agua y otra con el refresco rebajado; te vas a sorprender de que el sabor es muy bueno y en poco tiempo disminuirás el consumo del refresco casi por completo de tu comida.

Incrementa el consumo de agua natural.  El agua en nuestro cuerpo constituye cerca del 75%, por lo que es importante mantenernos hidratados con agua natural. Se sabe que cuando sentimos hambre o sensación de hambre, puede ser que en realidad lo que necesitamos es hidratarnos, así que te sugiero, traer una botella de preferencia de vidrio, con agua natural para que la tengas a mano durante el día, si no estás acostumbrado a tomar agua natural porque el sabor no te encanta entonces, puedes probar poniéndole un poco de limón y verás que sabe muy bien. Aunque quieras tomar un refresco, trata de tomar agua natural con las comidas o bien toma un vaso de agua con la comida y si al terminar aún quieres tomar refresco, sírvete un poco, la verdad es que yo hago esto algunas veces y lo que termina pasándome es que al terminar de comer ya estoy suficientemente llena que ya no siento necesidad de tomar un traguito de refresco.

Disminuye las harinas.  En la medida de lo posible, trata de disminuir los alimentos que contienen harinas como galletas, pan, pastelillos, tortillas de harina. Una opción es buscar galletas de harina de maíz que se llaman «pemoles» son muy ricas! Además ya existen una gran variedad de galletas o pan sin gluten que puedes comprar tanto en el supermercado como en las tiendas especializadas. Yo compro pan de barra sin gluten y en casa nos funciona muy bien, es mucho más caro que el pan de barra del supermercado, pero lo intercalo en el mes, compro una semana si y otra no. Con las tortillas de harina que en el norte de México consumimos mucho, te sugiero reducirlas a la mitad por ejemplo, si ahora te comes 4 taquitos de harina, come 2 de harina y 2 de maíz, con eso ya reduces a la mitad tu ingesta. Las pastas las preparamos una vez por semana y voy a probar pasta de harina de garbanzo, ya después te comparto cómo saben.

Evita o disminuye los alimentos enlatados. Los alimentos enlatados contienen más sodio y obviamente son más industrializados, pero si aún así tienes que consumirlos prefiere los empaques en tetrapack o envases de vidrio, el aluminio de la lata tiene sus efectos en la comida y aunque tiene recubrimiento interno, más vale ser precavidos.

Disminuye los lácteos. Existen muchas posturas sobre si la leche de vaca y los lácteos en general aportan realmente los nutrientes que necesitamos en las diferentes etapas de nuestra vida, pero dada mi experiencia y viendo el comportamiento a mi alrededor, algunas personas después de los 40’s tenemos más problemas con la lactosa, por lo que la leche de vaca ya no es opción, pero puedes probar la leche de arroz, coco, almendras o soya. Personalmente he probado todas y con ninguna me he quedado, opté por disminuir considerablemente el consumo de leche, quesos y yogurt, pero cuando tengo ganas uso leche light o deslactosada y no abuso para no estresar a mi estómago e intestino.

Utiliza poco aceite. Se entiende que hay comidas que requieren aceite, sólo que hazlo con moderación y si es posible evita comer comida frita en la calle, si lo haces en casa, trata de usar aceites de buena calidad y no permitas que se quemen para evitar que liberen los agentes nocivos. Nosotros utilizamos aceite de aguacate y aceite de soya intercalado, pero recientemente he visto y leído que es más saludable el aceite de coco, así que estoy considerando utilizarlo para las comidas y probar el sabor, cuando lo pruebe haré un post describiendo el sabor de la comida cuando se cocina con el aceite de coco.

 Consume frutas y verduras frescas. En la medida de lo posible, compra las frutas y verduras de tu región, además de ser más económicas, son mas frescas porque el traslado del campo a la ciudad es menor. Si empiezas comprando la fruta que más te gusta, te será más fácil cumplir con este punto, yo inicié con la manzana, me llevaba media manzana en una bolsa ziploc y la otra mitad trataba de comérmela en las tardes, pero vi que me funcionaba más llevarla en rebanadas y me comía toda la manzana durante la mañana, así puedes llevar uvas o naranja, de manera que ya está lista. NOTA: Cambié de ziploc a una cajita de plástico que puedo lavar y reutilizar.

Es muy importante tener en cuenta que siempre debes mantener una alimentación balanceada de acuerdo a tu edad y complexión, estos tips son lo que yo he puesto en práctica porque me he dado cuenta que han beneficiado mi cuerpo y mi estado de ánimo al disminuir algunos (refresco, leche) y aumentar otros (frutas, agua), también trato de comer algunas nueces o pistaches antes de comer unas papas fritas, pero no te voy a negar que si como frituras y algunas veces tomo un poco de refresco, pero cada vez es menos y cuando lo hago generalmente lo tomo rebajado con agua o con mucho hielo.

Lo más difícil es empezar y los primeros días también, pero te aseguro que si te esfuerzas y los llevas a cabo por 2 ó 3 semanas, se van a incorporar en tu dieta. Durante el fin de semana date libertad y date uno o dos gustos para que llegando el lunes, de nuevo sigas con los ajustes, vas a ver que te da resultado!

Sólo te pido algo, por favor no me creas! pruébalo! y déjame tus comentarios.

«La felicidad no es algo hecho, proviene de tus propias acciones» Dalai Lama

Gracias, gracias , gracias!

Publicado por La Bere López

Mom, Tech, Food, Family and all around... #tech #mom #food #internetsecurity #professional #family

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: